EN EL SILENCIO

EN EL SILENCIO

Cuando a Mallory le preguntaron, al salir de unas conferencias, por qué quería subir al Everest se dice que respondió < Porque está ahí ˃

EN EL SILENCIO

WADE DAVIS

Con algunos libros pasa como con los buenos vinos: ¡mejoran con el tiempo!.

Echas la vista atrás y con placer recuerdas algunas obras que, a través de los sentidos, te han hecho vivir en otra época. Esta es una de ellas.

La sinopsis que viene en su contraportada dice lo siguiente:

EN EL SILENCIO recrea la historia definitiva de lo aventureros británicos que tras sobrevivir a las trincheras de la 1ª Guerra Mundial, siguieron jugándose la vida con el ascenso al Everest…”

No por cierta, esta afirmación está a la altura del relato: El libro, además de recrear la 1ª Guerra Mundial, te traslada a las trincheras y te hace padecer la nostalgia, el frío, el hambre y el temor de los soldados … La angustia se apodera de tu corazón que notas aprisionado bajo el yugo de la guerra. Y es en ese momento, cuando la narración te da un respiro y deriva hacia lo que Mallory llamó “la cima de nuestros deseos”, el Everest. “La más alta de las montañas que representa una severidad tan terrible y tan fatal que los hombres sabios hacen bien en pensar y estremecerse en el umbral de su elevada empresa”.

En la actualidad, son muchos los montañeros que con éxito se han enfrentado a la inmensa pirámide, robándole parte de su misterio. Una intimidad, que a principios del s. XX, se veía representada hasta en la forma de encarar el problema de la altitud:

“El botánico Joseph Hooker, uno de los científicos prominentes del siglo XIX, describió la enfermedad en términos muy simples, pero gráficos. A partir de los 4.000 metros, anotaba, era como si se llevara medio kilo de plomo en cada rótula, un kilo en el estómago y una argolla de hierro ajustada en la cabeza”.

…”El 6 de junio de 1924, dos hombres salieron de un campamento encaramado a 7.000 metros en un saliente de hielo, bajo el borde del collado Norte del Everest. George Mallory, de treinta y siete años, era el mejor alpinista de Gran Bretaña. Sandy Irvine, de veintidós años estudiaba en Oxford y tenía poca experiencia en la montaña”…

¿Hollaron la cima?…

img

rutasaldetalle

Publicaciones relacionadas:

El “MISTERIO” según Reinhold Messner.

Continuar leyendo
  • Blog

Mi Camino

Continuar leyendo
  • Blog

Golpe de calor. Hipertermia

Continuar leyendo
  • Blog

2 thoughts on “EN EL SILENCIO”

  • isaiasrodriguezmarcos014767

    3 junio, 2018 en 7:45 am

    Me parece interesante, lo leere!

    Responder
    • rutasaldetalle

      3 junio, 2018 en 8:52 am

      Seguro que no te defrauda

      Responder

Unirse a la discusión

cinco + cuatro =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies