GREIM (Grupos de Rescate Especial de Intervención en Montaña de la Guardia Civil).

  • hace 11 meses
  • Blog
  • 1

GREIM (Grupos de Rescate Especial de Intervención en Montaña de la Guardia Civil).

A ritmo pausado, los excursionistas suben la inclinada pendiente que, tras mil revueltas, asciende hasta la crestería. Tienen una buena razón para hollar la cima: admirar, palpar y sentir, lejos de aglomeraciones, un paisaje único, digno de ver. Se trata de un recorrido de alta montaña, una ruta solitaria y exigente, por un terreno indómito de grandes dimensiones donde las condiciones meteorológicas pueden variar de forma brusca y repentina. Y precisamente, cuando el día empieza a declinar, una fina lluvia, apenas un chirimiri, empapa la superficie lisa de lajas de pizarra marcada con hitos. Un paso aéreo donde el cansancio, la falta de visibilidad y el terreno resbaladizo se combinan para provocar el accidente… Situaciones como esta son, por regla general, las que preceden a la intervención del GREIM (Grupos de Rescate Especial de Intervención en Montaña de la Guardia Civil).

Los orígenes del GREIM se remontan a la Orden General Nº 5, firmada el día 11 de marzo de 1967, que crea la especialidad de Esquiador-Escalador en la Guardia Civil. Al principio, el despliegue estaba constituido por 31 grupos, casi todos de tres hombres, que formaban parte de la dotación del puesto en el que estaban encuadrados. Su actuación abarcaba el Pirineo, Sierra Nevada, Gredos y la Sierra de Guadarrama y quedaban sin cubrir, macizos tan importantes como Picos de Europa y la Cordillera Cantábrica. Error que se iba a subsanar en la década de los setenta, con la formación de los grupos de Navarredonda de la Sierra (Navarredonda de Gredos), Teruel, Puerto de Navacerrada, Cordillera Cantábrica, Pirineo Catalán y León, entre otros.

A partir de la Orden General 40/1981 a los pelotones y equipos de montaña se les denomina Grupos y Equipos Rurales Especiales de Intervención en Montaña (GREIM y EREIM).

La incorporación del helicóptero como una herramienta habitual de los GREIM supuso un avance importante en los salvamentos y en las evacuaciones. De hecho, el primer rescate en montaña con helicóptero realizado por la Guardia Civil data del 8 de enero de 1977. Buena muestra del compromiso, riesgos y dificultades que asume a esta unidad de élite, fue el episodio luctuoso, sucedido el día 30 de agosto de 1982, cuando un helicóptero del Cuerpo se estrelló causando la muerte de los pilotos, un guardia y la espeleóloga a la que se estaban rescatando.

El GREIM es un cuerpo permeable tanto a los nuevos usos que de la montaña hace la sociedad como a los avances tecnológicos que se producen en la materia. En este sentido, en 1984 se integran en la especialidad los guías de perros de avalanchas, en 1992 se incluye un módulo de espeleosocorro en el curso de especialista y en 1999 se forma el Grupo Expedicionario de la Guardia Civil, con vistas a probar nuevos materiales y técnicas en entornos de montaña más extremos que los que encontramos en nuestro país.

En la actualidad el GREIM está considerado como uno de los mejores grupos de rescate del mundo y como ellos dicen:

“Aún nos quedan muchas cumbres por escalar, mucho sendero por recorrer… y mucha gente a la que ayudar”.

 Teniente Fernando Rivero Díaz

(Servicio de Montaña de la Guardia Civil – Jaca – Huesca)

El Teniente Fernando Rivero ingresó en la Guardia Civil hace 32 años y ha desempeñado la mayor parte de su carrera profesional ligada al Servicio de Montaña, en cuyos GREIM estuvo operativo durante 18 años.

¿Qué consejo le daría al que esté pensando realizar alguna actividad en la alta montaña?

 Básicamente, que se planifiquen las actividades correctamente, que se elijan retos para los que uno esté capacitado tanto física como técnicamente y que no se haga actividad en solitario.

 Son consejos muy básicos que se pueden ampliar consultando la página web de la Guardia Civil, donde hemos reflejado estos consejos de prevención.

La Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME), también desarrolla una importante labor preventiva a través de su Comité de Seguridad, del que formo parte como representante de la Guardia Civil.

Según datos estadísticos entre el 1 y el 2% de los accidentes son fortuitos, ¿es correcto?

Así es. Consideramos, en línea con lo que manifiesta el comité de Seguridad de la FEDME, que los accidentes fortuitos son aquellos que sólo son achacables a la mala suerte, al azar. Si hacemos un análisis de cada accidente, veremos que siempre habrá alguna causa atribuible a la persona que lo ha sufrido o a un tercero que le acompañe. Desde 2010 los especialistas en montaña de la Guardia Civil hacen una sencilla valoración de las causas de los accidentes, en una ficha (formulario) confeccionada a tal efecto.

Alberto Ayora, Encargado del Comité de Seguridad de la FEDME y una de las personas que más sabe sobre prevención de los accidentes en montaña, se ha propuesto la utilización de esta Ficha para que todos los grupos de rescate de España faciliten datos homogéneos que permitan lanzar campañas de prevención eficaces.

¿Es verdad que el 20% de las intervenciones que se realizan es a personas que hacen la actividad en solitario?

Este dato es correcto y preocupante.
La realización de actividades en solitario es una realidad muy frecuente hoy en día y tenemos que evitar, dentro de lo posible, esta práctica. Cuando no se pueda encontrar un compañero, se deben tomar medidas adicionales como: no realizar actividades técnicas, buscar sitios concurridos y asegurarse de tener una buena cobertura de móvil.

¿Es acertado afirmar que el accidente más frecuente en la montaña se produce por un tropiezo que provoca un esguince e implica la evacuación?

Lo llamamos caídas al mismo nivel. Suelen ser esguinces, fracturas de muñecas, hombros, etc.

¿Qué promedio anual de intervenciones realizan y cuál ha sido su evolución en el tiempo?

El promedio de intervenciones ha ido en crecimiento desde la reorganización de la especialidad en 1981. Fíjese que en el año 1982, el primero que se toma completo, sólo hicimos 124 rescates, en 1990 estábamos en 337, en 2000 llegamos a 530 y el pasado año tuvimos 984 intervenciones.

Desde algunas instancias se apuesta por el cobro de los rescates para reducir los accidentes en montaña, ¿qué opina al respecto?

No se debe criminalizar al montañero por tener un accidente debido a una falta de atención, una actitud imprudente o una mala planificación. Ya hemos mencionado que sólo entre el 1 y el 2% de los accidentes son achacables a causas fortuitas y con una buena formación, se evitarían muchos de estos incidentes que en la mayoría de los casos no tienen consecuencias graves. Todo se ha centrado en el gasto que suponen los rescates olvidándose, en cierta medida, de que hay que fomentar la correcta práctica de todo tipo de deportes. El deporte mejora la salud de los ciudadanos y consecuencia de ello, es un importante ahorro a la Seguridad Social. Las medidas coercitivas nunca causan el efecto deseado a largo plazo e incluso, pueden llegar a complicar las consecuencias del accidente si se retrasa la alerta por miedo a que el rescate suponga un desembolso económico. Sinceramente, me preocupa que se haya lanzado esa propuesta sin plantear, al mismo tiempo, un serio debate sobre el tema.

Por último, de cara al Xacobeo 2021 ¿tienen algún protocolo especial de actuación en el Camino de Santiago?

Las comandancias de la Guardia Civil (demarcación provincial) por las que pasa el Camino de Santiago, tienen establecidas órdenes de operaciones para atender cualquier demanda de servicio de responsabilidad del Cuerpo, requerido por los peregrinos. En las mismas, si afecta a zonas de montaña, están incluidas las unidades de rescate en montaña de la Guardia Civil para rescates y búsquedas.

rutas al detalle

 

Descargar o imprimir artículo en PDF

 

0 0 votos
Valoración
Notificar de
0 Comentarios
Inline Feedbacks
Ver todos los comentarios

Comparar listados

Comparar